UNIDOS CONTRA LA HEPATITIS C

ES UNA ENFERMEDAD DEL HÍGADO CAUSADA POR EL VIRUS DE LA HEPATITIS C (VHC).

Se hace crónica en un número elevado de enfermos que  podrían desarrollar, a lo largo  del tiempo, complicaciones  como cirrosis o cáncer  de hígado si no son tratados. En España, se estima entre 150.000 y 190.000 las personas que tienen hepatitis C crónica. 4 de cada 10 personas infectadas desconocen tener la enfermedad.

Se transmite cuando la sangre de una persona infectada con el Virus de la hepatitis C (VHC) entra en contacto directo con la sangre de otra persona.

CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

¿QUÉ HACER EN CASO DE SOSPECHA DE TENER HEPATITIS?

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Detección y tratamiento son la mejor prevención. La infección aguda es generalmente asintomática. Las personas que evolucionan a infección crónica suelen permanecer sin diagnosticar hasta que se manifiesta el daño hepático. Por esto también se le llama “enfermedad silenciosa”.

Los síntomas son inespecíficos, como el cansancio y náuseas. En la analítica suele aparecer elevación de transaminasas.
También se pueden manifestar en otros órganos diferentes del hígado.

Si considera que se encuentra afectado por alguno de los factores de riesgo enumerados. Debe acudir a su médico para que le realice las pruebas de diagnóstico
Si ha estado en contacto con la sangre de una persona infectada o bien presenta algunos síntomas característicos de la hepatitis C como sensación de cansancio y náuseas. Debe acudir a su médico de familia, quien evaluará si hay realmente necesidad de realizar la prueba de diagnóstico.

Con análisis de sangre y pruebas específicas para la hepatitis C BÚSQUEDA ACTIVA DE LOS ENFERMOS NO DIAGNOSTICADOS Análisis de sangre a personas que tienen riesgo de haberse infectado, priorizando los siguientes grupos: Personas que han recibido transfusiones de hemoderivados antes de 1991. Personas operadas antes de 1986. Pacientes con transaminasas altas durante más de seis meses. Infectados por Hepatitis B crónica o por VIH Positivo. Inmigrantes provenientes de áreas geográficas con alta prevalencia de infección. Personas con conductas sexuales de riesgo. Usuarios de las clínicas de infecciones de transmisión sexual. Consumidores de drogas inyectables o esnifadas. Usuarios de centros de drogodependencia. Población reclusa.


LA HEPATITIS
C
Hepatitis Aguda
Entre el 20-30% de los pacientes elimina el virus espontáneamente sin tratamiento.
Comienza la aparición de cicatrices en el hígado (fibrosis) en los pacientes en los que se ha cronificado la enfermedad. El grado de fibrosis se evalúa mediante técnicas no invasivas como análisis de sangre, fibroscán y ecografía El grado de fibrosis puede progresar desde el estadio F0/F1 a F2 o F3.

Un 15-30% de los pacientes crónicos desarrolla cirrosis antes de 20 años. Es el llamado estadio F4 .

La hepatitis C es la causa, en España, del 55-60% de los casos de cáncer de hígado. Aparece en el 2% anual en los pacientes cirróticos.

Descompensación de la cirrosis/ Cáncer Hepático
Hepatitis Crónica/ Fibrosis
Hepatitis Crónica/ Cirrosis

ES UNA ENFERMEDAD DEL HÍGADO CAUSADA POR EL VIRUS DE LA HEPATITIS C (VHC). Se hace crónica en un número elevado de enfermos que podrían desarrollar, a lo largo del tiempo, complicaciones como cirrosis o cáncer de hígado si no son tratados. En España, se estima entre 150.000 y 190.000 las personas que tienen hepatitis C crónica. 4 de cada 10 personas infectadas desconocen tener la enfermedad.

PROGRESIÓN DE LA ENFERMEDAD HEPÁTICA

F0/F1 F2 F3
F4
Transfusiones, intervenciones quirúrgicas y vacunación masiva en el Servicio Militar Obligatorio realizadas antes de 1991, cuando no habían sido implantadas prácticas de prevención.
Transfusiones y operaciones (antes de 1991)

Uso compartido de material de higiene personal que pueda producir sangrado, como son cuchillas, tijeras, cortaúñas, cepillos de dientes...
Material de higiene personal.

Realización de tatuajes, piercings y perforaciones cuando el material no esté debidamente esterilizado
Tatuajes y piercings.

Prácticas sexuales de riesgo que puedan producir sangrado y que se lleven a cabo sin protección
Prácticas sexuales de riesgo.

Trasmisión de madre infectada a hijo/a durante el embarazo o el parto. Sólo el 5%
Durante el embarazo.

PRINCIPALES FACTORES DE RIESGO

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR?

Contagio accidental con sangre o productos sanguíneos procedentes de una persona infectada
Contagio accidental.

Uso de material compartido en el consumo de drogas inyectables y/o para esnifar
Uso compartido de jeringuillas.

VÍAS DE TRANSMISIÓN Se transmite cuando la sangre de una persona infectada con el Virus de la hepatitis C (VHC) entra en contacto directo con la sangre de otra persona.

01 NO EXISTE VACUNA

02 La prevención es fundamental

03 No compartiendo objetos de cuidado personal (cuchillas o maquinillas de afeitar o depilar, cepillo de dientes...)

04 En piercings y tatuajes todo debe ser de uso individual
incluída la tinta.

05 En las relaciones sexuales de riesgo usando preservativo.

06 No compartiendo jeringuillas u otros utensilios si se usan drogas inyectables o en polvo, esnifadas.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

¿QUÉ HACER EN CASO DE SOSPECHA DE TENER HEPATITIS?

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Detección y tratamiento son la mejor prevención.

La infección aguda es generalmente asintomática. Las personas que evolucionan a infección crónica suelen permanecer sin diagnosticar hasta que se manifiesta el daño hepático. Por esto también se le llama “enfermedad silenciosa”.